SEGUNDA GENERACIÓN DE Aonidiella Aurantii (PIOJO ROJO DE CALIFORNIA)

COMIENZAN LOS TRATAMIENTOS DE SEGUNDA GENERACIÓN CONTRA Aonidiella Aurantii

(PIOJO ROJO DE CALIFORNIA)

España se dan tres generaciones anuales (máximos de formas jóvenes, N1 y N2): mayo/junio, principio de agosto y octubre/diciembre. La última generación es mucho más escalonada y más complicada de observar, a no ser que dispongamos de placas engomadas con feromonas sexuales de atracción engarzadas en la misma.

Para concretar las fechas de cada generación puede ser útil el cálculo de la integral térmica, siendo la temperatura crítica de desarrollo más aceptada de 11,6 ºC (García-María 2012). Este mismo autor cita varios valores para la constante térmica generacional de PRC; según diferentes autores esta constante varía de 548 ºD (grados-día) a 784 ºD. En condiciones de campo Kennett y Hoffman (1985)  determinaron una integral térmica media de 615 ºD.

Podemos encontrar individuos en cualquier órgano aéreo de la planta (frutos, hojas, ramas y tronco), si bien es la parte exterior de la planta y las zonas más soleadas de la parcela donde es más fácil localizar la plaga (García Mari, 2012), ya sea en frutos, hojas o ramas, aunque en la segunda generación es más fácil encontrarlas en el fruto.

CONTROL BIOLÓGICO

El género Aphytis en España es el máximo responsable del control biológico de Aonidiella aurantii. En nuestras zonas citrícolas podemos encontrar varias especies parasitando el piojo rojo de California, si bien sólo Aphytis melinus De Bach y Aphytis Chrysomphali Mercet tienen  trascendencia.

Por otro lado, y en años alternos desde el año 2012, PRINA Agrotécnica SL en colaboración con el Servicio de Sanidad Vegetal de la Generalitat Valenciana (Insectario de Almassora, Castellón – IVIA), está efectuando sueltas de Comperiella bifasciata Howard Encarsia perniciosi en distintas zonas citrícolas de Andalucía Occidental, lo viene haciendo en Régimen Ecológico y en Conversión para su aclimatación. Se trata de dos endoparasitoides que ocupan nichos diferentes a los de Aphytis melinus, complementando su acción. Se han detectado varias zonas donde ya se han aclimatado estas dos especies al recuperarse dos años después de realizar la última suelta y se piensa que en estos momentos ambas están en fase de expansión.

CUANDO TRATAMOS:

Como hemos comentado anteriormente, en condiciones de campo Kennett y Hoffman (1985)  determinaron una integral térmica media de 615 ºD de media para alcanzar por cada generación o ciclo vital, para cada una de las tres generaciones de PRC (Aonidiella aurantii). Para determinar la necesidad de tratamientos, se establecen diferentes modalidades de muestreos según los diferentes países.

En España el Umbral de Tratamiento viene determinado por los daños en fruto en la campaña anterior y si se supera un 2 % de fruto ocupado (más de 3 escudos por fruto) sobre un muestreo de 250 frutos, deberemos realizar un tratamiento en primera generación. 

También se puede hacer el mismo muestreo sobre fruto en crecimiento por si fuera necesario realizar un tratamiento en 2ª generación y también en 3ª (GARCÍA MARÍ, 2012) hacia finales del mes de Julio y principios del mes de Agosto, por la integral térmica de su ciclo vital (esta última puede coincidir con plagas del orden de Empoasca/Mosquito verde y Arañas rojas/Panonichus/Tetranichus).

Una alternativa a las sueltas aumentativas de A. melinus son los tratamientos con aceites de extractos vegetales o parafínicos. Este tratamiento resulta más efectivo en primera generación aunque se puede llevar a cabo en segunda si el nivel de A. aurantii es bajo. Ahora bien, en parcelas con fuerte nivel de infestación puede ser aconsejable realizar tres tratamientos coincidiendo con los tres máximos de formas inmaduras. 

La suelta de insectos auxiliares (Aphytis melinus y otras especies exóticas), son técnicas que favorecen de forma global la lucha biológica de conservación al no hacer aplicaciones químicas que puedan perjudicar las poblaciones de la entomofauna auxiliar. 

Así pues, en nuestra comarca de SEVILLA podemos decir que en la Semana 31 (en la que ahora mismo nos encontramos), y una vez alcanzado una Integral Térmica en torno a los 1.100ºC (acumulados desde el 1 de enero), que prácticamente estamos a las puertas de un porcentaje de inmaduros o formas sensibles en torno al 70/75% (L1+L2), siendo cercano el valor del Umbral de rentabilidad, aunque es cierto que en algunas zonas aún no ha llegado, (en las que el fuerte calor de la semana 29, ha desactivado el crecimiento y desarrollo normal de la suma de formas sensibles (L1+L2) y el porcentaje de hembras avivadas, lo que ha provocado su interrupción, retrasándose dicho Umbral económico de rentabilidad).

Es por ello que podemos decir que entre esta semana 31 y la semana 32 (ya en el mes de Agosto), que alcanzaremos el 80% de inmaduros (L1+L2) y algo más del 65%/70% de hembras avivadas, y más del 10% de vuelo del macho. A partir de ahí tenemos una semana para completar los tratamientos.

Es por ello que recomendamos tratamiento de Aceites de extractos vegetales o parafínicos en la Semana 31/32 para todas las parcelas de cítricos en régimen Ecológico o en Conversión.

NOTA: Para mayor eficacia del tratamiento recomendamos realizarlo en las menores horas de insolación (incidencia solar), a ser posible con 2.000 litros/Ha de caldo fitosanitario y al 1% de dosis de producto, mojando muy bien todas las partes del árbol (a punto de goteo) y en velocidad corta de tractor.

 

DEJA UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *